Política de cookies

Utilizamos cookies y tecnologías similares para personalizar el contenido, adaptar los anuncios y medir su eficacia, así como para ofrecer una mejor experiencia.

“somos josé y borja
unos apasionados del mundo del ahumado”
NUESTRA HISTORIA
Vamos a contarte nuestra manera de trabajar y qué es SMOKEHOUSE pero, para ello tenemos que contarte un poquito de nuestra historia...
¡QUIERO SALTARME LA HISTORIA!
si tuvieramos que marcar un inicio
todo empieza en
Madrid
Mario y Borja se conocieron en la universidad de Madrid mientras estudiaban medicina.
Gracias a la terraza de la casa de los padres de Mario y su increíble parrilla WEBER, comenzaron a organizar asados y fiestas juntos.
Mario se encargaba de la cocina y Borja lo acompañaba, disfrutando de la deliciosa comida y la buena compañía.
Una vez finalizada la etapa universitaria marchan juntos rumbo a Alemania para completar su formación como cirujanos.
En la “Alemania Occidental” encuentran una gran influencia Yankee en el mundo de las barbacoas.
Es en Alemania donde Borja se apasiona con el mundo del ahumado, lee mucho sobre el tema y sobretodo hace muuuuchas pruebas.
Comienza a comprar barbacoas y a enviarlas a Lanzarote pensando en algún día hacer una gran fiesta con amigos en su tierra.
En una de sus visitas a La Isla, Borja contagia a José (su amigo de la infancia) su pasión por los ahumados.
José cuenta con ese
ingrediente empresarial
Borja estaba acabando su etapa formativa en Alemania pero ya con vistas a volver a Lanzarote para continuar su carrera profesional.
Toma un vuelo a Alemania pero no puede quitar la cabeza de su conversación con José y su proyecto de SMOKEHOUSE.
Durante el fin de la etapa alemana de Borja, José visita locales y casas donde poder montar ese nuevo concepto que los tenía enamorados...
“¡Este es el ideal!”
Guatiza
José vio grandes posibilidades en el local y se puso manos a la obra.
Con no demasiados recursos hizo magia y en tiempo récord tenía todo listo para la INAUGURACIÓN.
Los comienzos de SMOKEHOUSE, no fueron un camino de rosas (conseguir proveedores de productos en la isla, la pandemia, un concepto al que Lanzarote no estaba acostumbrada...)